DARDO Instituto do Deseño e das Artes Contemporáneas

Valada

 

1957, Cambados

Escultor

Valada

Granito «Negro Galicia»

La historia del arte en Galicia tiene su origen en las rocas grabadas, para continuar esa condición pétrea desde la Edad Media hasta hoy. Pero también tiene una raíz profunda en las formas del arte popular, desde donde se manifiesta la sensibilidad, el gusto estético de nuestro pueblo. Son formas que persisten, independientemente de que en períodos de esplendor se incorporen formas de estilo más universales, como ocurrió en el Románico o en el Barroco, o más recientemente con el Minimalismo. Estas formas populares son a veces arrastres subconscientes, pero también posturas decididas de autoafirmación de lo propio, como en el caso de Manolo Paz, que proyecta sus esculturas desde una suerte de memoria ancestral que guardan un sabor colectivo, además de una belleza extrema y natural. En su trabajo siempre predomina una condición primigenia, que resulta evidente en la expresividad de sus conjuntos escultóricos pero también en el pequeño formato, que nos remiten a muros, a cruceros, a las formas megalíticas, a la arquitectura popular o incluso al mar.